Visita de la Dra. Braslavsky

00036.00_06_23_20.Imagen fija001

Invitada por el Centro de Investigaciones y Transferencias de Santiago del Estero (CITSE-INBIONATEC), la Dra. Silvia Braslavsky, prestigiosa química reconocida por su labor en el área de la fotobiología dictó el Seminario “La luz y la biósfera”.

El equipo periodístico del Centro de Comunicaciones Institucionales (CECOMI) dialogó con la investigadora con el propósito de conocer su visión sobre el crecimiento de la ciencia en nuestro país.

 

¿Cómo fueron sus inicios como investigadora?

El comienzo de mi carrera como química estuvo atravesado por cuestiones políticas que se vivían en el país. Por estas razones me tuve que ir de la Argentina en el año 1966 y en 1974, años complicados para quienes nos desenvolvíamos en el área de la ciencia.

Me radiqué en Alemania  donde me desenvolví como investigadora senior y profesora del Instituto Max Planck de Química Bioinorgánica.

 

-En esa circunstancia ¿tuvo la oportunidad de encontrarse con colegas argentinos?

Sí, como asesora tuve la satisfacción de acompañar en la formación de numerosos colegas que hoy continúan trabajando, como es el caso del  Dr. Claudio Borzarelli, docente e investigador de esta Universidad.

 

-Como argentina radicada en el exterior, ¿Qué mirada tiene de las políticas de desarrollo de la ciencia?

En estos años fue motivo de orgullo el desarrollo de la ciencia porque ha permitido a los investigadores continuar con su formación en el país y en el exterior. Y esto no sería posible sin el apoyo del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Desde este organismo se ha fortalecido la formación de jóvenes investigadores y su inserción en los numerosos centros de investigación que hoy tienen las universidades públicas.

 

A su criterio ¿Es prioritario el fortalecimiento de estas políticas?

La continuidad de las políticas en ciencia es muy importante, tanto o más que el área económica. Doy un ejemplo: Yo puedo crear una fábrica en dos días pero no puedo formar gente en ese mismo plazo.

Formar científicos tarda treinta años y si uno quiere hacer ciencia para cualquier proyecto, aún para los que quieren hacer negocios, es primordial la formación. Esto es costoso en tiempo, dinero, inversión y en estabilidad institucional.

Lo que ha ocurrido en la UNSE con los grupos de trabajo que hoy tiene y la formación de jóvenes investigadores es único. No había sucedido anteriormente en el país y eso es algo muy positivo para el desarrollo científico.

Es muy importante que lo que comenzó hace nueve años, se mantenga mas allá de las ideologías políticas.

 

 

Añadir a favoritos el permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>